Analiza la Salud de tu WordPress comercial@webempresa.com

Servidor WordPress
Si estás pensando en poseer tu propia página web o tienda online, en poco tiempo tendrás que ir familiarizándote con términos que de la noche a la mañana van a formar parte de tu día a día. Uno de esos términos es “hosting”, y aquí vamos a explicarte qué es, para qué sirve, qué has de tener en cuenta a la hora de contratar uno. Así que presta atención a lo que tenemos que contarte.

¿Qué es un hosting?

Un hosting es un servicio que tienes que contratar para que tu sitio web esté siempre online y accesible. Por lo tanto, contratar un hosting supone contratar una empresa que pondrá a tu disposición sus servidores de forma permanente para que tu web esté activa a todas horas.

No obstante, aunque la principal función de un hosting es alojar páginas web, también sirve para suministrar otras funcionalidades. Dichas funcionalidades son básicas para el correcto funcionamiento de tu página web o tienda online. De este modo, puedes disponer de un servidor de correo electrónico para que tu cuenta de correo -que pueden ser varias- esté alojada en tu servidor y con tu propio dominio.

Por otra parte, también te permite contar con tu base de datos y el alojamiento de aplicaciones web, así como almacenar y descargar ficheros vía FTP. Incluso dispones de tu propia “nube” para almacenar el contenido hasta el límite que tengas contratado.

Como ves, la importancia del hosting es crucial para tu web. Por ello, debes tener  cuidado al elegir la empresa encargada del mismo.

Lo que debes tener en cuenta al contratar un hosting para WordPress español

El CMS de WordPress es sin lugar a dudas uno de los más empleados. Esto es debido a la calidad, buen diseño y versatilidad de las plantillas WordPress, así como a los numerosos plugins WordPress disponibles en el mercado.

En consecuencia, como es muy probable que termines confiando en WordPress, vamos a indicarte lo que debes vigilar a la hora de contratar un hosting pensando en WordPress.

En primer lugar, debes saber cuáles serán tus necesidades. Como puedes imaginar, no es lo mismo poseer una web sencilla como mero escaparate (web estática), que una tienda online, un blog o un foro. Por lo tanto, cuanta más actividad vaya a tener tu sitio, mayores prestaciones has de exigirle a tu hosting.

Y, ¿qué exigirle a mi hosting?, te estarás preguntando. Empieza por averiguar si dicha empresa será capaz de garantizarte que tu web estará activa siempre -o casi-. Para ello, utiliza herramientas como Monitor.us y elige solo a las que den un porcentaje superior al 99,5 % de tasa “uptime”.

Lee las condiciones del contrato para comprobar si ofrecen escalabilidad. La escalabilidad del hosting te garantiza que cuando tu web necesite mayores recursos ante el incremento de su actividad, los tendrás a tu disposición sin ver mermadas las posibilidades de tu sitio web. Así, cuando contrates con la misma empresa un paquete con mayor rendimiento, te aseguras que no habrá problemas.

A la hora de elegir entre los distintos tipos de hosting, da prioridad a la transferencia mensual que te ofrezcan antes que al espacio de almacenamiento. Esto se debe a que rara vez vas a necesitar más de uno o dos gigas de almacenamiento -especialmente si no es una tienda online-. Sin embargo, la transferencia mensual dependerá de las visitas y actividad de los visitantes en tu web, y si llegas al límite, no podrás recibir más visitas -o tendrás que pagar un dinero extra-.

Ahora que ya sabes todo lo necesario para elegir un buen hosting, te recomendamos que empieces contratando paquetes básicos. Así conocerás mejor a tu propia audiencia y podrás hacerte una mejor idea del plan que más se adapta a tus necesidades.

0/5 (0 Reviews)