Analiza la Salud de tu WordPress comercial@webempresa.com

dominios libres

Elegir una buena dirección web o dominio es algo fundamental para cualquier estrategia de marca. Todo ocurre en internet y saber cómo seleccionar los mejores dominios libres para nuestro proyecto es vital si queremos posicionarnos bien.

¿Cómo comprobar los dominios disponibles?

A la hora de elegir el dominio para nuestra web, nos podemos valer de cualquiera de los buscadores de dominio de cualquier proveedor de hosting. En ellos encontrarás una caja de búsqueda que te dirá si el dominio elegido está disponible y también te dará la opción de contratarlo y reservarlo con ellos.

Antes de elegir el dominio disponible, deberás seguir unas pautas básicas para no equivocarte. Dedica el tiempo imprescindible para ello, porque el dominio nos acompañará a lo largo de toda la vida de nuestro proyecto y será fundamental para temas tan importantes como el posicionamiento SEO de nuestra web.

Consejos para elegir un buen dominio

  • El dominio debe ser fácil de escribir y de pronunciar. Evitaremos confusiones a la hora de comunicar nuestro dominio.
  • Un buen dominio es fácil de recordar y más aún si tiene un significado o mentalmente lo podemos asociar a nuestra actividad.
  • El dominio deber ser lo más corto posible y sin incluir caracteres complejos. Los dominios muy largos son difíciles de escribir y de recordar. Si incluyen caracteres extraños para muchos usuarios como son los guiones bajos o medios, o caracteres que son complejos de teclear, se hacen mucho menos amigables.
  • También es importante elegir dominios en los que se puedan suscitar dudas ortográficas: si es complicado de escribir será peor que una palabra que no ofrezca ningún tipo de dudas.
  • Si tienes una marca, es importante elegir un dominio que incluya la marca. Si quieres forjar una marca personal, lo mejor es optar por tu nombre y tu primer apellido, siempre que no sean muy difíciles de escribir. O solo tu nombre y una o dos iniciales.
  • Si el dominio incluye una palabra clave para tu actividad (por ejemplo, fontanero o fontanería), conseguirás mejor posicionamiento.
  • Es muy importante, si es posible, registrar todas las extensiones disponibles de tu dominio: .com, .es, .org, etc. Así te evitas que en el futuro aparezcan webs que se llamen igual que la tuya pero con otra extensión, lo que podría inducir a confusión. Más aún si esa web tiene una temática o servicio similar al que tú ofreces.
  • Podemos elegir una combinación de palabras en el caso de que la palabra principal de nuestro dominio, por ejemplo la que alude a nuestra marca, esté ocupada. En los buscadores de dominios de las empresas de hosting, nos harán algunas recomendaciones para cuando el dominio que elijamos esté ocupado. Es cuestión de ir probando variaciones que combinen dos o más palabras en torno a la palabra clave principal (por ejemplo, “cerrajerosonline”).

Dominios expirados

Una opción interesante es buscar un dominio expirado. Son dominios disponibles porque sus anteriores titulares han perdido sus derechos sobre ellos porque no los han renovado, etc.

La forma más fácil de localizar esos dominios es teclear en Google “buscar dominios expirados” y nos aparecerán diferentes servidores que se dedican a vender estos dominios libres.

Con un dominio expirado, podemos encontrar uno que se adecúe mejor a nuestra actividad y nos podemos beneficiar de su antigüedad y de su posicionamiento SEO.

Aunque hay ciertos riesgos en la contratación de dominios expirados. Sobre todo, debemos estar seguros de que la web asociada a dicho dominio no ha sido penalizada previamente. De este modo, evitaremos el efecto contrario al que pretendíamos.

0/5 (0 Reviews)