Analiza la Salud de tu WordPress comercial@webempresa.com

Email Marketing Campaña

A la hora de elaborar una estrategia de marketing online debes tener en cuenta la presencia de tu empresa en las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, etc.), qué opción vas a elegir para crear tu página web (el CMS WordPress es el líder gracias a los plugins de WordPress, las plantillas de WordPress, etc), el SEO y la ejecución de campañas de Email Marketing.

Quizás la más extendida de las opciones que hemos comentado sea la creación de la página web y a ello contribuye en gran medida la opción de WordPress en español, lo que facilita su implantación y uso a aquellos que no dominan el inglés. Pero probablemente, la opción más eficiente cuando ejecutamos una campaña de marketing online sea el lanzamiento de campañas de email marketing.

Claves para una campaña de email marketing exitosa

Una base de datos limpia. De nada sirve enviar miles o decenas de miles de mensajes a direcciones de email que no funcionan, que no han dado su consentimiento para recibir comunicaciones o que aún incluso habiéndose dado de baja, se le siguen enviando emails. Si hay rechazo por parte del receptor tu campaña acabará siendo un fracaso.

Preparar a los gestores de correo. La mayoría de los emails de cualquier base de datos son direcciones de Gmail, Hotmail y Yahoo Mail. Pero estos sistemas de correo electrónico suelen poner bastantes trabas, al menos de inicio, cuando se hace un envío que suponga que miles de sus usuarios vayan a recibir comunicaciones desde plataformas que ellos pueden considerar como spam cuando, si hemos hecho las cosas bien, nuestra campaña se envía a una BD de usuarios que han aceptado recibir nuestras comunicaciones.

Si enviamos los mensajes desde nuestro hosting, hay una serie de consejos que, si se siguen, pueden hacer que los Gmail, Hotmail, etc. hagan que nuestros emails lleguen a la bandeja de entrada de los usuarios en vez de a la bandeja de correo no deseado.

Una de esas prácticas es lo que se llama “calentar IP”. Consiste en ir enviando mensajes en cantidades pequeñas. Puedes empezar con los denominados emails de servicio (recuperar contraseña, doble opt-in en un registro, etc.) Si estos gestores ven que el usuario abre los mensajes e interactúa con ellos (hace clic), darán por hecho que tus envíos son relevantes y de esta manera habrás dado el primer paso para poder hacer envíos masivos con la seguridad de que llegarás al inbox de los usuarios.

Controlar los rebotes. Cuando hablamos de campañas de email marketing se suele diferenciar entre rebotes blandos y rebotes duros. Rebotes blandos son los que se producen cuando al recibir un mensaje el usuario responde con un mensaje de vacaciones o con un buzón lleno. Si una dirección de email nos devuelve varias veces un rebote blando lo más conveniente es limpiarla de nuestra base de datos porque lo más probable es que esté en desuso.

Lo mismo ocurre con los rebotes duros, que son los que se producen cuando la dirección está mal escrita o cuando ya no existe. Si tus envíos generan un número elevado de rebotes duros lo más probable es que los envíos que se hagan desde tu hosting acaben en la bandeja de correo no deseado o, peor incluso, que ni siquiera se lleguen a enviar.

Utilizar plataformas contrastadas como Mailchimp, Mailrelay o Mailjet es una opción que te va a garantizar una gran tasa de entregabilidad (deliverability) ya que cuentan con la “confianza” de los gestores de correo de mayor uso, pero para ello, antes tienes que poner en práctica los consejos que hemos detallado en este post.

 

0/5 (0 Reviews)