Analiza la Salud de tu WordPress comercial@webempresa.com

WordPress 301

Si estás trabajando en el posicionamiento SEO de tu WordPress es probable que hayas escuchado hablar sobre las redirecciones 301. Crear un sitio web de éxito no es tan sencillo como elegir entre las plantillas de WordPress  y alojarlo en un buen hosting, hay que desarrollar una estudiada estrategia de SEO. Las redirecciones 301 son unas valiosas herramientas para crear direcciones URL que posicionen mejor en los buscadores.

¿Qué son las redirecciones 301?

Las redirecciones 301 son una serie de comandos programados que redirigen automáticamente a los motores de búsqueda y a los usuarios que quieran acceder a tu web hacia otra URL. Con esta acción se evita el conocido error 404 que da tan mala imagen a una web, así que se trata de una buena herramienta para el mantenimiento de tu WordPress en español.

Es importante destacar que estas redirecciones son permanentes y que los buscadores olvidarán tus anteriores URL para centrarse en las nuevas.

¿Por qué utilizar una redirección 301?

Algunas de las razones por las que puede resultarte útil recurrir a estas redirecciones son:

  • Si quieres cambiar el dominio de tu WordPress sin perjudicar a tu Page Rank.
  • Para cambiar o eliminar la URL de una página.
  • Evitar el contenido duplicado, es decir, intentar que no haya distintas URL que se dirijan al mismo contenido.
  • Para modificar la estructura de las URL de tu página web.
  • Si estás recibiendo visitas en URL que han dejado de existir.

¿Cómo hacer una redirección 301?

Hacer una redirección 301 es bastante sencillo, solo tienes que localizar en tu hosting el archivo .htaccess, que es el que controla toda la configuración de tu servidor, e introducir una serie de comandos. Por supuesto, antes de hacer algún cambio en dicho archivo, haz una copia de seguridad porque puedes ocasionar un desastre en tu WordPress.

Pero antes de entrar a configurar el archivo .htaccess es importante que sepas las redirecciones más comunes que puedes realizar:

  1. Redirección de un dominio.
  2. Redirección de un directorio.
  3. Redirección de una página.

Sea cual sea la redirección que quieras hacer, debes activar la función RewriteRule dentro del archivo .htacces para que los cambios puedan efectuarse.

1. Redirección de un dominio

En el caso de que quieras cambiar el dominio que apunta hacia tu WordPress pero quieras mantener la estructura de todas tus URL, escribirás esto en tu archivo .htaccess:

Redirect 301 / http://tunuevodominio.com/

Si lo que quieres redirigir todo el contenido de tu antiguo dominio a la raíz del dominio nuevo, escribirás:

RedirectMatch 301 ^(.*)$ http://tunuevodominio.com/

2. Redirección de un directorio

Si en tu web tienes un directorio del que cuelgan páginas u otros directorios y quieres moverlo a un directorio con un nombre distinto sin perjudicar a su estructura, solo tienes que escribir:

Redirect 301 /directorio-antiguo/ http://tudominio.com/ directorio-nuevo/

3. Redirección de una página

Si lo que quieres es redirigir una página a otra, colocarás esto:

Redirect 301 /pagina-antigua/ http://tudominio.com/pagina-nueva/

Si te das cuenta, la URL de la página antigua no incluye tu dominio pero en la segunda sí. Esto es algo muy interesante porque también se puede aprovechar para redirigir la página a otro dominio.

¿Y qué pasa si solo quieres mover la página principal de tu WordPress a otra página interna u otro dominio? Pues la solución será:

RedirectMatch 301 ^/$ http://www.tudominio.com/nueva-pagina

Estos tres tipos de redireccionamiento son los más comunes (hay más) y como habrás podido comprobar no son nada complicados de llevar a cabo. Ni siquiera necesitas instalar plugins en tu WordPress para hacerlo, únicamente añadir una línea de código en el archivo .htaccess de tu hosting. Esperamos que este artículo te haya resultado útil si estás pensando en hacer una redirección 301.

0/5 (0 Reviews)